Tiempo en Zaragoza

miércoles, 3 de septiembre de 2008

algunas ideas


Como bitácora y lamentando,otra vez, tanta ausencia quiero reparar el lapso y con ello y la pereza que dieron estos días calurosos, amén de la consabida agitaçao, me limito es esta entrada a dar nombres y lo que venga al terabyte. Cuando todos sufren el síndrome posvacacional yo tengo mi (pequeño) resquicio de playa

Cormac McCarthy

Ya en el nombre se aprecia un estilo, esa trilogía de la frontera promete, sephard, dylan, peckinpah, calexico, faulkner, ford… un largo etcétera. Este escritor está en esa línea huraña de algunos escritores norteamericanos, que se esconden del público y afloran incontenibles. Te engancha porque sus personajes van y vienen sin un propósito aparente. Incluso en la descarnada la carretera, a modo de viaje a Ítaca moderno y demoledor: el resultado final de esta garrapata que es el hombre: lobo para sí mismo y el planeta

John Connolly

Se lee ligero (pura novela negra), aunque es recomendable empezar por el principio, donde la forma aún no tiene todo el fondo que desarrolla. Charlie Parker es su detective, un apocalíptico Bogart que deja un reguero de sangre donde quiera que va y que descubre la maldad, aun cuando esta estremece en un cierto olor a sobrenatural. Usar ketamina para matar lentamente a las víctimas, desollarlas y que estas sean conscientes de ello mientras mueren es una forma alarmante de ver a la mente humana, pero está ahí, lo tremendo es que está ahí: solo un botón de este irlandés que escribe cada vez mejor.

Flamenco antiguo

Si tienes tiempo escucha a la Niña de los Peines, Tomás Pavón, Caracol, Terremoto, Chocolate, Borrico, Talega, Lebrijano, Mojama, Rancapino, Bacanes, Perrates, Zambos, Diego del Gastor, Fernanda, … así a brote pronto porque hay mas y mas. Y en estos tiempos en que se llama maestro a tanto gorgorito implacable, desde Pitingo a Poveda, pasando por la saga Morente; es reconfortante ver que existe otro flamenco, a fe de que me llamen talibán, flamencólico o lo que quieran. Come carne y dejáte de yogur. Amén.




1 comentario:

José Luís Romero dijo...

…En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo…
…Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita, una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida…
Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M.

http://minovelanegra.blogspot.com/