Tiempo en Zaragoza

domingo, 27 de diciembre de 2009

terrorismo















Qué es lo que pasa? Donde falla el sistema?. Farouk, acaba de ser detenido en un vuelo desde Amsterdam a Detroit cuando quería suicidarse con un nuevo explosivo que saltó todas las barreras de seguridad. Farouk es hijo del rico banquero nigeriano Umaru Abdulmutallab (hasta hace poco presidente de uno de las grandes instituciones financieras del país, ojitow) que había advertido a las autoridades de la progresiva radicalización del pensamiento de su hijo. De hecho su propio padre avisó a la embajada de EE UU en Abuja que su hijo se había radicalizado y había roto todo el contacto con su familia.
Por partes, desde ese país, Nigeria, nos llegan spams bancarios inusitados, además de peticiones de socorro para niñas probablemente mutiladas. Este banquero prohombre hizo educar a su hijo en las mejores escuelas, así el zagal Farouk terminó sus estudios de ingeniería en la universidad de Londres, y conoció desde niño las mieles de una vida fácil y reconocida. Farouk, sin embargo prefirió inmolarse en un avión, aunque falló en el último momento. Ahora, y me parece más grave aún, se discute si actuó como miembro organizado de al Qaeda, o solamente inspirado por ellos, o quizá (esto es cosecha propia) por la visión que, desde su privilegiada posición de black niño pijo, ha tenido de todas las carencias a su alrededor.

Sea como sea, es otra señal de alarma de lo que se avecina, como si estuviéramos achicando el agua de un barco al que no pararan de salirle vías. Me da que este no es el camino, pero ellos saben mas



video

lunes, 21 de diciembre de 2009

al revés
















no doy crédito a que encierren al capo de Greenpeace, a toda esa policía: dónde está el problema?? Es normal que esto ocurra?. No nos estamos volviendo locos?. No podemos pensar en los que vienen detrás?? No creo que sea algo político, es algo que concierne a todos, y toda esta absurda represión solo puede conducir algún día a un estallido de cólera, quizá cuando sea difícil dar marcha atrás.

mandar un mail a madamb@um.dk y pedirle al embajador Lars Theusen que pongan a los activistas en libertad

este artículo de Ignacio Escolar se explica mejor que io

ignacio escolar

martes, 8 de diciembre de 2009

papa noel
























No es posible hacer país, hemos sido invadidos, y la descreencia ha habitado entre nosotras. Entonces, cuando niños, teníamos algunas cosas claras: los reyes Magos, que aparecían, indefectiblemente, cada 6 de Enero llenando las tiernas infancias de color y entusiasmo.

Un día, un año, tomaron la decisión: los niños deben disfrutar de los juguetes durante la navidad, en realidad, si los niños tienen los juguetes en las navidades los padres habremos cumplido con eso del amor familiar y de paso no nos dan mucho el coñazo (están todo el día enganchaus al internet¡¡¡¡¡¡¡¡)

Un mal día, algún hijo de muy mala madre introdujo a Papa Noel en este país, y la jodimos: porque los nenes no son tontos, y entre Papa Noel y los Reyes
decidieron

a) se lo va a creer tu padre, o sea, descreimiento
b) aprovecho y saco a destajo, o sea al jaleo

Tesis final: no hay creencias, españa destruída, niños sin desarrollo, crisis....

Cada vez que veo un papanoel trepando una casa me ardo, qué coraje me da, ay, qué coraje me da.

martes, 1 de diciembre de 2009

el niño obeso























España está dividida, por un lado el niño obeso, en el otro la población normal: todas sílfides, todos correctamente alimentados, educados,impolutas..

Ignoro porqué llaman así al niño obeso, como si fuera el único, alucino con los comentarios al respecto que aparecieron por todas partes, y ahora que se acabó el Alakrana (vaya nombrecito, una vez mais),e intentamos superar el trauma de ese pobre joven al que pusieron ante los pelotones de fusilamiento por un quítame allá este prurito, asesino, quemador, violador, hideputa.., ay perdón, que tonta estoy, parece que no ha dicho el médico, ahora vuelve el niño obeso: no tiene nombre, no hay razones, solo un niño obeso, y sus padres han de entregarlo o lo han entregado siguiendo el consejo de sabias personas..

No sé si vivo o sueño, no sé si hay que pagar los periódicos por el internete, pero creo que deberían hacérselo mirar, los gobernadores del pueblo, los defensores del lector, los redactores, los tertulianos, los que hablan, y hablan, y escriben, y de tanto hablar y escribir quizá les falte el tiempo para pensar y reflexionar, para pararse un momento, y pesar, sopesar, lo que escriben, lo que hablan, no sea que con tanto alboroto se les escape lo que dicen buscar. La verdad. ¿Y qué es la verdad¿?

un video de primera plana, que desmonta a la clase periodística

viernes, 20 de noviembre de 2009



















Mujeres -Manuel Vilas-

No las ves que están agotadas, que no se tienen en pie, que son ellas las que sostienen cualquier ciudad, todas las ciudades. Con el matrimonio, con la maternidad, con la viudedad, con los golpes, ellas cargan con este mundo, con este sábado por la noche donde ríen un poco frente a un vaso de vino blanco y unas olivas. Cargan con maridos infumables, con novios intratables, con padres en coma, con hijos suspendidos. Fuman más que los hombres. Tienen cánceres de pulmón, enferman, y tienen que estar guapas. Se ponen cremas, son una tiranía las cremas. Perfumes y medias y bragas finas y peinados y maquillajes y zapatos que torturan. Pero envejecen. No dejan las mujeres tras de sí nada, hijos, como mucho, hijos que no se acuerdan de sus madres. Nadie se acuerda de las mujeres. La verdad es que no sabemos nada de ellas. Las veo a veces en las calles, en las tiendas, sonriendo. Esperan a sus hijos a la salida del colegio. Trabajan en todas partes. Amas de casa encerradas en cocinas que dan a patios de luces. Sonríen las mujeres, como si la vida fuese buena. En muchos países las lapidan. En otros las violan. En el nuestro las maltratan hasta morir. Trabajan fuera de casa, y trabajan en casa, y trabajan en las pescaderías o en las fábricas o en las panaderías o en los bares o en los bingos. No sabemos en qué piensan cuando mueren a manos de los hombres.

martes, 10 de noviembre de 2009

Jaume Matas

















Agentes de la Guardia Civil y del grupo de delincuencia económica de la Policía Nacional registraron ayer (6 de Noviembre de 2009) el piso palacio de Palma de Mallorca del ex presidente de Baleares y ex ministro de José María Aznar Jaume Matas, imputado por presunta corrupción en relación con el caso Palma Arena y la compra y decoración de este palacio.

El juez que instruye el caso, José Castro, y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, estuvieron presentes en el registro de Palma.

Los fiscales Juan Carrau y Pedro Horrach, especialistas en los casos de corrupción en Baleares, acumularon indicios para acusar a Jaume Matas de un supuesto delito de cohecho impropio, por posible recepción de regalos obtenidos a través de la compra y reforma de su palacete de Palma de Mallorca, de 625 metros cuadrados, que Hacienda valora en 2,47 millones de euros.

En 2006, cuando Matas era presidente de Baleares, pagó 990.000 euros, un “precio manifiestamente inferior al de mercado”, por dicha mansión. La Fiscalía calculó así que los supuestos regalos fueron de un valor de 1.527.550 euros.

Hasta ahora, toda la información sobre el patrimonio de Matas se basaba en referencias indirectas tales como los interrogatorios a decoradores, vendedores y albañiles. Con este registro, en el que participó el aquitecto experto en peritaje judicial Rafael Balaguer, ha sido la primera vez que los agentes han podido hacer inventario del interior del palacio.

Según el diario El País, la Guardia Civil documentó que Maite Areal, esposa de Jaume Matas, gastó 70.000 euros en metálico durante cuatro meses en la adquisición, entre otras piezas, de un reloj Cartier de 12.894 euros y de un Rolex con brillantes y esfera de nácar de 23.000 euros. Con dinero líquido se pagaron menaje, obras, muebles y cortinas. Con respecto a detalles del interior de la vivienda, la familia Matas se gastó medio millón de euros. (escobillas de baño de 375 euros, felpudos de 800, 50 botellicas de Vega Sicilia, cortinas de miles de euros, obras de arte... esto es lo que han dejado, porque el palacete está casi vacío)

Los agentes de la Guardia Civil que participaron en el registro estuvieron así a la caza de pruebas para conocer cómo logró Matas su patrimonio, mientras que la Policía Nacional buscaba documentación relacionada con el caso Palma Arena. De igual modo, la vivienda que Matas posee en el madrileño barrio de Salamanca, también fue registrada ayer por los agentes de la Guardia Civil.

El juez Castro ha citado a declarar a Matas como imputado por el caso Palma Arena ante el Juzgado el próximo 23 de marzo, junto a su esposa María Teresa Areal, su cuñado, Fernando Areal, y el presidente de Gesa Endesa, Bartomeu Reus.

Jaume Matas reside en Nueva York...

El tal Matas tenía 84.000 euros de ingresos anuales, y un patrimonio que no pasaba de 150.000

PricewaterhouseCoopers ficha a Jaume Matas en EEUU


Y una última perla para el cuadro: Jaume Matas confesaba que el miércoles 26 de abril de 2000 se quedó de piedra, mudo y emocionado cuando el presidente del gobierno, José María Aznar, le llamó por teléfono para anunciarle que le quería en su gobierno para que fuera «el responsable de que llueva», es decir, para que asumiera la cartera de Medio Ambiente en sustitución de Isabel Tocino y se convirtiera en el segundo ministro de esa área de la democracia española. Matas no lo dudó ni un momento, y se trasladó a Madrid." El estilo Ansar, para que llueva, es impagable.

miércoles, 21 de octubre de 2009

ausencias varias













las ausencias son, en primer lugar, las provocadas por la desatención del blog, quién necesita explicaciones, ahorita es la de La Negra, esa mujer del pueblo, que cantó al pueblo y recorrió su ejemplar vida sin perder de vista sus raíces y dándonos con ello camino a los casi desarrapados.

Gracias Mercedes, porque fuíste generosa y recta. La lástima que me quedó es no poder verte en la distancia corta, la alegría escucharte en lugares y espacios, sentirte.

y como las cosas son tan verdaderas como ésta dejo aquí link a una versión entre Shakira y la Negra, la maza, que es una hermosura.

Shakira & La Negra Mercedes Sosa

jueves, 25 de junio de 2009

Junio

















Es tan bonito, imagino que a través de los enlaces se puede acceder a la info que tomo de El País, en el día 24 de Junio de 2009, San Juan, para mas señas; ahora que miles de profesores están ultimando las temibles notas de nuestra progenie, que el sufrimiento, las alegrías, los vanos orgullos y la satisfacción de cierto deber hecho, impregnan las calles de lo que es la vida cotidiana: aprobó, no sé que hacer con este rapaciño, la chica de diez, son la generación ni ni, no puedo concentrarme

Como te vas a concentrar corazón, si el bombardeo es tan brutal.. en fin es bonito, que una zagala vaya a ver al presidente y diga que fue como charlar con un profesor: presi, escuche a los profes...



“Fue como charlar con un profesor"


JOSÉ LUIS ARANDA / ÁLVARO DE LA RÚA

Te adelantamos en vídeo el testimonio de tres españoles que se entrevistaron con Zapatero. “Hablamos de todo, es una persona normal”, explica Isabel, ama de casa




aprovecho para dejar un tema de otro endemoniado grupo escocés, por favor revisen, revisen la historia musical dese cacho tierra, fuente de músicas insoportablemente bellas, de leyendas y de un malta que quita el sentido. Ellos se llaman camera obscura, y me revierten en debilidad: aquí homenajean en plan pelín cursi al también pelín cursi de Lloyd Cole.. quien no gustó de Roy Orbison, plis



video

jueves, 11 de junio de 2009

AC/DC












A veces te lo ponen a huevo. Yo había comprometido una asistencia para ver a los AC/DC con mi amigo Manolo (payaso bajo el nombre de Polilla, junto a su hermano Alcánfor (Toño), e irredento fan del rock acdc y derivados) ; pero vaya ud a saber por qué, jajá, esto no se ha hecho realidad.

Mais, hasta el rabo todo es toro, y me lo encontré el otro mediodía en nuestro garito preferido, la bodeguilla de Millán, antigua Casa Paricio, en el Coso Bajo de Zaragoza; yo había tenido la oportunidad de leer el artículo de Manrique en el País, sobre el concierto que oficiaron en Madrid, tras darse una vuelta por Las Ventas (salieron 2 dellos horas antes del acto, enfocados por las cámaras), comentando la visita papal del combo australiano en nuestro país, y me había reído a gusto; cuando apareció Polilla y, tras los muestreos de rigor, le leí dicho escrito, y con él a los parroquianos, incluyendo, no podría ser menos, al tabernero, Millán, gran conocedor del rock, y otros estilos, aparte de todo lo demás.

¡¡¡¡ es un fracasao¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡es tu amigo¡¡¡¡ ¡¡¡¡comiste con el hace poco¡¡¡ ¡¡¡te honra la amistad, pero estaís ACABAUS¡¡¡

así eran los argumentos de Polilla: lee, le decía yo, da argumentos, ¡¡¡ como hace el escribano¡¡ grande jolgorio

Manolo no reblaba,

los AC/DC son lo mejón, no hay ninguna duda, estais acabaus: hemos terminao.

horas después leí el panegírico que el mismo diario dedicaba al mismo concierto al que, en parte, se refería el maestro Diego A.

ambos aquí, y cada uno que elija el que quiera: yo ya lo hice, creo.


2 caras de la misma moneda
Jueves, 11/6/2009
Cultura

DIEGO A. MANRIQUE
Chapoteando en el lodo
DIEGO A. MANRIQUE 08/06/2009

Vota


Resultado 64 votos

Ya ha pasado el circo AC/DC, ya podemos respirar mejor. El grupo australiano posee una mefítica capacidad para multiplicar el número de falsarios, impostores, poseurs. Hablo de gentes cool que se apuntan para darse un baño de primitivismo, junto a los fans militantes. Y de personas de vida reglamentada que sienten la nostalgie de la boue y recuperan un incierto pasado heavy, que ahora se certifica con la compra de unas entradas caras y una camiseta que causará sensación en la próxima barbacoa de la urbanización.

Conviene recordar que el rock troglodita tiene gancho interclasista. A finales de los setenta, cuando se implantaban en España, aquello rompía los esquemas del departamento de ventas de Hispavox: despachaban más copias de AC/DC en el barrio de Salamanca que en Vallecas. No sirve como indicador sociológico pero revela que los bajos instintos son universales.
La estética del rock mantiene una benigna tolerancia hacia ciertos grupos que cultivan el mínimo común denominador: su aliento cazurro ayuda a equilibrar la tendencia a la pretenciosidad. Sin embargo, el fenómeno AC/DC se ha congelado en una patología infantiloide, un chiste simplón que todo el mundo se siente obligado a celebrar. Su hard rock con vetas de blues tiene menos sabor que el de Z. Z. Top, menos locura que Ted Nugent y sus Amboy Dukes, pero su longevidad comercial parece residir en la petrificación, el ideal del encefalograma plano.
Los australianos en general se sintieron orgullosos del fenómeno AC/DC, aunque su entusiasmo se ha enfriado ante la sospecha de que ensalzan penosos tópicos nacionales. Más allá de las letras, consagradas a ardores de la entrepierna, la oferta escénica del grupo ha degenerado en una elemental función de variedades, con muñeca hinchable, cañonazos y pirotecnia. Como si en las antípodas el entretenimiento tuviera que ser tosco y alcohólico, combustible para mineros en desparrame de fin de semana.
Y mejor no indagar en la psicología del guitarrista Angus Young, que provoca orgasmos colectivos al comportarse, década tras década, como el alumno díscolo de un colegio exclusivo. Escuchar, contemplar las creaciones de Angus y Malcolm Young lleva a peligrosas generalizaciones sobre la decadencia generacional del rock: su hermano mayor, George Young, solo logró una mínima fracción de su éxito -con The Easybeats y Flash & the Pan- pero, hagan las cuentas, firmó una cantidad de canciones memorables infinitamente mayor. No estaba sometido a la Ley del Piñón Fijo.


Jueves, 11/6/2009
Madrid

'Rock and Roll' Calderón
AC/DC entusiasma a 55.000 personas en el estadio del 'Atleti'
LINO PORTELA - Madrid - 06/06/2009

Vota


Resultado 26 votos

El Vicente Calderón tiene debilidad por los hombres bajitos. Seres de pequeña estatura y gigantes en talento. El estadio colchonero acostumbra a rugir cuando Agüero culebrea con el balón cerca de la portería del contrario. Exactamente lo mismo ocurre si Angus Young se retuerce como un diablo en el centro del estadio bajo una lluvia de confeti mientras toca en calzones un sexual solo de guitarra. En ese momento las 55.000 personas que anoche llenaron el Calderón gritan, cuernos en alto, como si Maradona hubiera metido un gol -con la mano o con el pie- en la final de un mundial.


El guitarrista Angus Young y el cantante Brian Johnson, del grupo AC/DC, anoche en el estadio Vicente Calderón.- ÁLVARO GARCÍA
"Es el único grupo del mundo, con los Ramones, que no tiene una balada"
AC/DC, definitivamente la mayor banda de rock viva de la historia con el permiso de los Rolling Stones, es más que una religión. Unos son del Atleti, del Madrid o del Rayo Vallecano. Hay quien es de AC/DC. Y punto. Sus letras no tienen dobleces ni mensajes profundos. La filosofía de estos australianos se resuelve con una fácil ecuación: mujeres bellas + rock + vivir al límite = diversión y felicidad. Con la fórmula aprendida se dirigía ayer el público al estadio. En sus caras se veía la sonrisa de quién sabe seguro que va a ligar esa noche o tiene el partido ganado.
Petardos, policías a caballo, adolescentes y padres, novias y pandillas se agolpaban en la puerta del Calderón mientras la cerveza se agotaba en los bares de alrededor. Hasta los reventas disfrutaron, al vender algunas entradas a 120 euros. Inciso: desde hace meses en Internet se vendían sobres blancos a 165 euros cada uno. Claro, con un "regalo" dentro: una entrada de pista. Si a eso no se le llama religión, que venga Dios y lo vea."Lo único que le diría a Angus cara a cara es gracias. ¡Gracias y gracias!", decía antes del concierto Jesús Masa, de 29 años, en el paro y con una chupa llena de parches. "Siempre están ahí cuando los necesitas. Y encima son el único grupo del mundo junto con los Ramones que no tiene una balada", gritaba Laura, abogada de 43 años a pocos metros.
A las 22.05 se apagaron las luces. Muchos tenían el recuerdo reciente de su concierto en abril en el Palacio de Deportes, que ganó en sonido pero no en espectáculo. Miles de cuernos de color rojo infierno -que por 10 euros se vendían a la entrada- lucían en el estadio, mientras en las pantallas una locomotora se estrellaba contra el escenario. Explotan los fuegos artificiales y allí estaban. Los dioses: Angus, con su eterno traje de colegial verde, y su hermano Malcolm Young, de 55 y 56 años, con la vitalidad de unos adolescentes. "Puedo oler el rock and roll", dijo Brian Johnson, de 61 tacos, músculos de estibador y voz cascadísima. Caía clásico tras clásico (Dirty deeds done dirt cheap, Shot Down in flames o la potentísima Thundersck), mezclados con canciones de su nuevo disco Black Ice (afortunadamente no sonaron más de cuatro) y el público compuesto, por un 80% de hombres, tan feliz.
"Quiero que saquen los cañones y las campanas. ¡Todo!", decía poco antes del concierto un emocionado Yosi, cantante de Los Suaves, que compartía barra con Bunbury y Fonsi Nieto -que no paró de tocar la guitarra imaginaria-.
La campana apareció. La apocalíptica Hells Bells sonó como un calambrazo. Poco antes Angus acababa de hacer su tradicional streeptease con la blusera The Jack. Esta vez debajo de sus pantalones no había ninguna bandera sino un logo de AC/DC en rojo y gualda.
Luego apareció Rosie, una inmensa mujer de plástico bien entradita en carnes que se inflaba sobre el escenario con Whole lotta Rosie, de fondo. La canción está inspirada en la aventura amorosa real del antiguo vocalista original de la banda, el bueno y malogrado Bon Scott, con una generosa australiana (¿Dónde estará esa mujer? ¿Cobrará derechos de imagen? Si alguien la ve que avise). El concierto llegaba al final y los deseos de Yosi y de la masa se iban a hacer realidad: ¡cañones! Varios punteos de guitarra después y tras la potente declaración de principios Highway to hell, una hilera de cuatro cañones hacían templar el Manzanares. Era el final de un éxtasis de dos horas, que muchos -si la cerveza les conserva los recuerdos- guardarán en la memoria como los goles que este año ha metido Forlán en el mismo sitio donde ayer atronó y triunfó AC/DC.

martes, 2 de junio de 2009

la palabra




Enfebrecido, esto es lo primero que se me ocurre tras la lectura, inacabada aún, de Los libros arden mal, una obra tremenda de Manuel Rivas, donde las palabras son el propósito para una historia agridulce sobre La Coruña de posguerra que empieza, mas o menos, con la sobrecogedora escena de la quema de libros que tuvo lugar en esa ciudad a cargo de los patriotas. La quema de libros como símbolo de la intolerancia, de la incultura, del miedo a la libertad. Rivas nos ofrece un fresco de esos años que los mayores de 50 rozamos en medio de una infancia juventud sin saber (hoy eso es lo máximo) al mismo tiempo que ilumina un amor por los perdedores y sobre todo por los poetas, escritores, defensores y huidos del mundo de la no inteligencia.

Las palabras que vuelan, dardos que queman, sublime orgía donde se encuentran los mejores sentimientos de los seres humanos (con permiso de Doña Bibiana Aido), y que al mismo tiempo pueden ser motivo de catarsis neroniana, cristianatalibán o hitleriana. Quien teme a las palabras, a las letras, quienes quieren encerrar la inmensa libertad del pensamiento, son al fin y a la postre, prisioneros de sus propios miedos, de sus propias miserias. Grande Rivas, hermosa obra de no fácil lectura, pero llena de consuelo y amor, de dura crítica también, y de respeto y aquiescencia con lo que nos distingue: nos queda la palabra.

y de muestra un botón, con los fabulosos Diplomáticos de Monte Alto, con los que años ha, gozamos en Zaragoza: vivan os diplomáticos¡¡¡

video

jueves, 9 de abril de 2009

mas semana santa















Una entrada fragmentaria, vista la escasez de nuevas ideas y de tiempo y ...

Cuando era niño, en Badajoz, salía de monaguillo en las procesiones de las Descalzas, era una cosa en rojo y blanco, ese rojo religioso pelín apagado, no la vayamos a joder; y allí con un pequeño botafumeiro íbamos atufando la ciudad de ese aroma a incienso tan preciso. Lo mejor de todo era que llevábamos un paquetón de caramelos para los niños que nos íbamos encontrados en las calles, de paso uno podía ponerse morao, como no íbamos a participar...

Yo siempre quise ser nazareno, me daba mucha envidia no poder salir encapuchado: mas tarde, siguiendo las reglas de la cofradía, creo que ascendí a dalmática, unos trajes así como de romanos o tipos de una película rara, con sus bordados. de esto ya me acuerdo lo justo. Luego emigración y finito cofradía

Mas niño aun recuerdo ir con mi padre uno o dos años, a la plaza de la Soledad, la patrona de Badajoz, donde Porrinas cantaba una saeta: y juro que a aquel enano, mas que todo lo que allí se vivió, el silencio, la gente expectante, los austeros trajes negros, la virgen allí en medio, la mano segura de mi padre; mas que todo eso me impresionó ver a aquel hombre en un balcón (la Giralda?), con sus gafas negras en plena noche, un clavel en la solapa, y un cante que transportaba a la personas

A falta de saetas (la hay en una película con Adelfa Soto, en el youtube y..) unos fandandos de este maestro con la guitarra de Paco de Lucía. Ese Porrina, gitano y de Badajoz.


video

jueves, 12 de marzo de 2009

Jorge Reyes












Muchas veces ignoramos lo que está tan cerca: este país musical sabe mayormente quienes son las "figuras" de la música anglosajona; pero ignora sistemáticamente músicos comprometidos con su obra e ideología, que aúnan calidad y trabajo. es el caso del lamentablemente desaparecido Jorge Reyes, quien realizó un esfuerzo tremendo en buscar y alumbrar las raíces de la música prehispánica, trabajos mucho mas serios y profundos que esos tan famosos de Sacred Spirit (que le deben mucho a Jorge Reyes, mas, ay, sin citarlo: basta con oír el premonitorio Comala)

Jorge Reyes está en la estela del gran Brian Eno, y, por señalar, en España se unió a ese monstruo llamado Suso Sáiz. Dejo un vídeo y si alguien quiere oír mas a Jorge Reyes, desde una vuelta por un blog llamado Música Pacheca. Descanse en paz, gracias maestro, por sus enseñanzas.

Dejo un artículo de El economista de México (cuidadíngg, que no es la tele esa de prédicas que hay por ahí) que nos pone las pilas sobre la importancia de este hombre



El músico mexicano Jorge Reyes, quien se dio a conocer mundialmente por difundir y fomentar la música prehispánica, además de alcanzar fama con la legendaria banda de rock Chac Mool, falleció el sábado 6 de Febrero de 2009 a los 56 años de edad.
Jorge Reyes nació en diciembre de 1952 en Uruapan, Michoacán, lugar en el que radicó hasta los 16 años. Desde temprana edad, Reyes mostró su interés por la música al estudiar flauta transversa en la Escuela Nacional de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Fue en los años 60 cuando estudió música clásica, electrónica y jazz en Alemania, además de hacer lo propio en Dharamsala, India, lugar en donde se preparó y profundizó sus estudios en la música tradicional Hindú y Tibetana.
Para 1980, regresó a su país natal y se integró a la agrupación de rock progresivo Chac Mool, cuyo líder era Armando Suárez, etapa en la que mostró sus dotes con instrumentos como la flauta y guitarra, poniendo en practica los conocimientos adquiridos.
Luego de cuatro producciones discográficas que realizó junto a la agrupación, en 1985 Chac Mool se desintegró y Reyes comenzó su etapa como solista, en la que despuntó con su propuesta conformada por la mezcla de sonidos autóctonos y prehispánicos con la tecnología musical de avanzada, en especial los armonizadores, procesadores de sonido y ecos.
El michoacano se caracterizó también por la utilización de una gran gama de instrumentos de origen mesoamericano, tanto de percusión, como tambores, teponaztlis, caparazones de tortugas, piedras y sonajas, así como otros de viento, entre los que destacan ocarinas, tlapizallis, trompetas de caracol y silbatos.
Diversos escenarios de Estados Unidos, Cánada, Europa, y Sudamérica, así como de su natal México, fueron los lugares en los que Jorge Reyes llevó la música de más de una treintena de discos
Entre ellos se encuentran "Tributo a Chano Pozo", "Tonami", "Mexican Music: Prehispanic Rituals", "Mort Aux Vaches", "Comparsa", "Katuwira", " The Serpent's Lair", "Prehispanic Mistic Rites", "PreHispanic", "Vida Méxicana: Mariachi Music & Rancheros", "Pluma de Piedra" y "Todo un poco".
Ademas de "A la izquiera del Colibrí", "Comala", "Ek Tunkul", "Viento de Navajas", "Niérika", "Crónica de Castas", "Tlaloc", "Bajo el Sol Jaguar", "Suspended Memories Forgotten Sons", "El Costumbre", "Forgotten Gods", "Origins", "The Flayed God", "Twilight Earth", y "Herat Island".
Haber trabajado constantemente con indígenas mexicanos, como los huicholes, quienes influenciaron algunas de mencionadas producciones fue resultado de su trabajo al lado de María Sabina, quien aparece en "Comala" cantando varios de sus rituales de curación.
De igual forma Reyes realizó destacadas colaboraciones con artistas de la escena electrónica como el dueto francés Deep Forest ("Comparsa"), el norteamericano Steve Roach ("Origins"), sin dejar atrás su trabajo con cantantes de pop mexicano como Sasha Sokol.
Trabajó además, con el guitarrista español Suso Sáiz, con quien realizó entre otras producciones "Crónica de castas" y "Bajo el Sol jaguar".
Reyes incursionó también en el Séptimo Arte, al escribir bandas sonoras como "La otra conquista", película mexicana estrenada en abril de 1999 y que fue vista por al menos dos millones de espectadores en este país.
En ese mismo ámbito también grabó en Alemania el soundtrack de la película española "Los hijos del viento" y compuso la música para el espectáculo multimedia Nahui Olin, de Ariane Pellicer.
Una producción que resalta en sus títulos es "El camino del jaguar, lo mejor de Jorge Reyes, 1984 al 2001", disco doble y que reúne 26 de sus más grandes composiciones.
En 2001 se convirtió en miembro fundador del Laboratorio de Experimentación Artística Sonora y Radio Educación (LEAS), en donde produjo obras como "Zocaloop", "Epitafio" y "Los proverbios del infierno".
Jorge Reyes se consolidó como un artista mexicano que mira tanto a las cavernas y las pinturas rupestres, como al siglo XXI, ya que no sólo intentó recuperar las tradiciones ancestrales para fusionarlas orgánicamente con las tecnologías del presente y el futuro, sino también con la idea de borrar algunos estereotipos de la cultura mexicana para proponer nuevos puentes y vasos comunicantes de creatividad intergaláctica en el ámbito independiente.





video

lunes, 16 de febrero de 2009

todos somos Marta















La foto copiada de la edición electrónica de El País, sacude al verla, un miembro de salvamento marítimo recoge el cadáver de una criaturita en Canarias, tras el vuelco anoche de un cayuco....

Camarón de la Isla
















la foto, bien bonita, está tomada de un blog llamado la china-flamenco, una bailaora, La China, de aquellos pagos; y es una rara imagen tomada en Venezuela, donde sale Camarón junto a Pepe Habichuela y un niño llamado Adrián Galia, que hoy es bailaor y profesor de flamenco, yo creo que comiendo algún marisco en cucurucho


Cuando estoy solo me gusta oír el sonido de los cristales rotos, dice una hermosa y triste canción de Nick Lowe; cuando estoy deprimido puedo escuchar a Camarón de la isla y levantarme el ánimo, creo que lo aprendí de Martirio. Quiero hacer un homenaje a Camarón y de paso a un escritor admirable , un prolífico y verdadero crítico de flamenco y rock que habita Sevilla desde tiempos inmemoriales, Luis Clemente, a quien conocí cuando editaba un fancine con singles llamado 27 puñaladas, un agitador prolífico, siempre con una visión distinta y distante, siempre honesto y acertado. El escribió estas cosas sobre Camarón allá por el 1999.




Así que pasen veinte años.
20 muescas de "La leyenda del tiempo" por Luis Clemente.

1. "La leyenda del tiempo" formó un bucle que ayudó a cambiar el concepto de la música flamenca. Lo que se dice romper moldes: los músicos de rock vieron a partir de entonces el flamenco de otra manera y los gitanos, más conservadores, tenían ya la venia para otras expresiones sin rígidez. Un LP monumental, una piedra fundamental (o fundacional) del nuevo flamenco.
2. Grabado en verano de 1979, supone un disco de reforma y transición, a punto estuvieron incluso de mudarse de casa discográfica. Es el disco en el que Camarón abandona el "De la Isla", el primero con barba y con portada diferente: una foto no firmada de Mario Pacheco, quien un lustro después daba rienda a sus Nuevos Medios. En la difuminada contraportada del vinilo aparece Camarón toreando una vaquilla.
3. Con "La leyenda" bajaron las ventas en la carrera de Camarón, y al productor le gusta relatar cómo gitanos viejos iban a las tiendas de discos a devolver el disco porque decían que ése no era Camarón. "Pero esta reacción también le ocurrió a Pansequito y Rancapino, que son amigos y familiares, le decían que se había salido de la línea... Camarón estuvo algún tiempo amargado y me decía: el próximo disco vamos a hacer un disquito flamenco". ¿Cómo consiguió Ricardo Pachón producir a Camarón?
4. "Llevo el no que me distes en la palma de la mano, como un limón de cera, como un limón casi blanco" (letra de Lorca en "Homenaje a Federico") Una vez concluido el contrato de producción con Antonio Sánchez, padre de Paco de Lucía, Manuel Molina mantuvo conversaciones para hacer el nuevo disco a Camarón, pero éste quiso volverse para La Línea. Fue el momento en que Ricardo, que había hecho los discos de Lole y Manuel, aprovechó para ofrecerse y, antes de irse, allí mismo, le cantó el "Romance del Amargo" ("lo primero que compuse").
5. "Camarón estuvo fantástico porque él estaba acostumbrado a otro tipo de grabaciones... se tenía que fumar los porros en el WC. Eran grabaciones muy estándares y constreñidas, en ocho pistas como máximo. Pero aquel estudio era grande y había un ambientazo, siempre lleno de músicos, los Dolores, los palmeros..." (Ricardo Pachón) Pero antes se vieron concentrados en Umbrete, donde meses antes se habían registrado las "Guitarras callejeras" de Pata Negra. Ricardo junta al equipo formado por Camarón, Tomatito, Raimundo (que se acababa de casar y de separar) y Kiko Veneno, con el ínclito Juan el Camas de cocinero: "Lo que más le gustaba -recuerda- era la mojarrita (pescado) frita, que se la traían de San Fernando y freíamos doce kilos; y un guiso de garbanzos con acelgas y su pringá (mezcla de carnes)".
6. Los de Alameda entraban y salían en un ambiente relajado alrededor de chimenea. Estaban en la capital del mosto (vino sin fermentar), en la casa de Ricardo: "Recuerdo que "Los olivaritos" de Kiko era una cosa como dodecafónica. Se sugería un tono y ya los olivaritos se iban haciendo más flamencos. Nos reíamos mucho y el guru era Juan el Camas. Vivíamos allí, en medio del campo, y los Pata Negra robaban naranjas por las fincas de los alrededores y venía la Guardia Civil y..."
7. El que más peso detentaría en el disco fue Tomatito, ese gitano del oriente. Llegó de Almería y, aunque no había grabado hasta entonces, ya llevaba un par de años acompañando en vivo a Camarón, quien le convertiría en tocaor de leyenda, posición desde la que recapitula: "Había llegado la hora de grabar un disco, y cuando veo los temas dije... qué cosa más rara. Yo tenía 19 años y estábamos todos locos porque saliera bien, una cosa moderna". Si el aficionado podía encontrar algunas influencias del "Almoraima" de Paco, se iban diluyendo ante un sello personal... y casi anónimo a su pesar: "En ese momento la gente preguntaba quién era, porque sonaba algo diferente. Pero yo estaba enfadado porque no pusieron mi nombre, ni siquiera salió en la parte de atrás del disco".
8. Tomate ayudó mucho en los ritmos a Antonio Moreno, el Tacita, que antes había puesto su libre batería en el disco de Veneno y aquí, de nuevo, no aparece su nombre (confundido por el de Antoñito Smash); Tacita fue el batería del dilatado primer proyecto Alameda, que poco después grabaría su primer y más exitoso disco. De Alameda eran también bajo y teclados. Y la guitarra eléctrica, del cantante Pepe Roca, punteó en "La tarara" y "Volando voy" (ese mismo año aparece también en "Sombra y luz" de Triana). El que más toca en el disco, detrás de Tomatito, es Manolo Rosa, ese bajista estupendo y exigente. Por último, por mor de Manolo Marinelli, "La leyenda" introduce sintetizador. "Mira, el disco está bien, pero el pito ese que mete al final (por el moog), eso no vale un duro". Eso le dijo Paco de Lucía a Ricardo, que matiza: "El disco le gustó, sí. De hecho yo hablé con Paco antes que con Tomatito y primero me dijo que sí, pero después me dijo que su padre estaba un poco dolido porque después de diez discos Camarón había cambiado de productor".
9. La pieza "La leyenda del tiempo" pone la música a una joya de vellos de punta, el luminoso baile final de "El perro andaluz. Burlerías", del actual Ballet Andaluz de Danza, con coreografía de María Pagés. Por cierto, curiosos arreglos jazzísticos le adapta una big band de Amsterdam, Cauchout, en un disco de hace cinco años.
10. José Antonio Galicia toca la batería y Rubem Dantas la percusión en "La tarara" donde hay un piano desafinado. Se pueden escuchar los cortos y secos rasgueados de la guitarra de Raimundo y la flauta de Jorge Pardo en el "Volando voy" de Kiko Veneno. Galicia, Dantas y Pardo pertenecían al grupo Dolores, que respaldó a Camarón ese verano del 79 en la plaza de toros de Barcelona. El cartel lo completaba Jeff Beck, Weather Report y Stanley Clarke.
11. Guadiana, que acaba de publicar su primer disco, es uno de los siete palmeros que intervienen en la leyenda. Y siempre hay que acordarse del maestro Manolito Soler, cuyo taconeo pone de relieve en "Mi niña se fue a la mar", que firman a medias Kiko y Ricardo: "A partir de unos acordes de un blues que tenía Kiko, lo metí por alegrías y aprovechamos las cantiñas de Pinini".
12. Curiosa la influencia etimológica del grupo Chicago en nombres sureños: En Triana ("Si Chicago son de Chicago y se llaman Chicago, nosotros...") y en el recorte del De la Isla que hizo Ricardo pensando en el Transit Authority. "Camarón de la Isla era muy largo para crear la marca".
13. "Volando voy", que la hacía Veneno en directo, se desenvaina como single. Algún cazaeslogan ha equiparado con el "no future" punkista aquel "volando voy, volando vengo, por el camino yo me entretengo".
14. "Y los cariños en la frontera, me van." Era el primer disco de Tomatito y en él deja algunos de los mejores toques de su vida, como el eléctrico final de "Tangos de la sultana", unos tangos extremeños y de la Repompa de Málaga con letra de Francisco Díaz Velázquez, el primero que publicó el Manifiesto del Borde de Smash.
15. Raimundo y Tomatito se doblan en la versión de Omar Kayan que tenía preparada Kiko, quien aclara: "Era un poeta persa perteneciente a la filosofía sufí del siglo XI, una especie de estoicismo dentro de las tendencias islámicas, un autor que era conocido en los círculos hippies". "Quiero al amante que gime de felicidad y desprecio al hipócrita que reza una plegaria".
16. Del soporte literario, la clave es García Lorca: son suyos los cuatro primeros cortes y el de cierre. También se cogen fragmentos de poemas de Fernando Villalón ("poeta tahúr y señorito", según Juanjo Téllez), cuyo barco de vapor estaba hecho con la idea de que echándole carbón navegue contra marea. Eran las alegrías de "Bahía de Cádiz", que tienen el aire de Enrique Morente, la única música que José llevaba en mente al llegar a Umbrete.
17. Gualberto se quedó solo con Camarón para finalizar el disco con "Nana del caballo grande", aquél que no quería beber porque "el agua era negra dentro de las ramas". Gualberto recuerda: "No pudimos ensayar nada, me fui a Madrid, él se tomó una botella de agua y yo una cerveza con un bocadillo de chorizo porque estaba desmayado del viaje. La grabamos en directo, los dos frente a frente, y un fondito de pedal que hizo Manolo Marinelli. Nos miramos, nos contestamos y fue muy natural. Salió a la primera, ni repeticiones ni recordings ni nada. Había mucha gente en el estudio, pero Camarón estaba muy concentrado, se cuidaba mucho en esa época". "Nana del caballo grande" sería adaptada justo diez años después -mecida con grandilocuencia por la Royal Philharmonic Orchestra- para también poner fin a "Soy gitano", cogida de otra toma diferente, que hizo Camarón con el piano de Marinelli.
18. Dificilísimo de creer: el número de unidades de "La leyenda" vendidas, la cantidad hecha pública cuando murió el cantaor en 1992: ni seis mil. El disco del que hablamos fue considerado el mejor de toda la historia del flamenco por El País de las Tentaciones (agosto 1994), que le dedica una tópica y despistada reseña.
19. Con Ricardo firmó Camarón un contrato en Polygram por cuatro discos: "La leyenda del tiempo", "Como el agua", "Calle Real" y "Viviré". "La leyenda" fue punto de inflexión de discos impares, entre "Castillo de arena" del 77 y "Como el agua" del 81, donde sigue Tomatito y vuelve Paco de Lucía. "Sí, vuelve San Paco y puso la condición de que los temas fueran de su hermano Pepe. A Camarón le pareció bien y a mí me pareció bien." En la grabación de este disco toma heroína por primera vez. Su caché se acercaba por entonces al millón de pesetas, y al final, diez años después, llega a los tres millones.
20. Rocío Jurado lo definió bien: "Este chico tiene un viejo en la tripa". Camarón renace, como cantaba Federico en "Así que pasen cinco años" y él al final de "La leyenda del tiempo": "Y si el sueño finge muros en la llanura del tiempo, el tiempo le hace creer que nace en aquel momento."
Autoretrato retocado.
Rafael Amador no fue a la grabación, y mientras Ricardo minimiza la incidencia de Pata Negra en el disco, Raimundo reivindica su parte: "En "La leyenda del tiempo" el Kiko y yo pusimos bastante de nuestro rollo, aunque Ricardo se ha llevado todos los galones. Incluso yo ensayé mucho para ese disco; muchas veces el Tomatito estaba en Almería y yo seguía allí con Kiko mirando cosas con Camarón, incluso Rafalillo y el Carapapa andaban por allí. Por ejemplo, la bambera (por "La leyenda") a lo primero era un poco cursi, más blandito, y sin embargo le metimos una fusión que no salió de Ricardo. El "Viejo mundo" lo teníamos grabado cantándolo Kiko para que lo aprendiera José, que te meas de risa de cómo lo canta el Kiko, muy gracioso". Según Kiko, Ricardo le llamaba para pedirle ideas y realmente partió de él el croquis de adaptar a Lorca, "que por entonces era un poeta sagrado". Pero Kiko va más allá: "La confluencia de Camarón conmigo, Raimundo y Tomatito joven, en la época pre-heroína, con pildorillas por medio, esa confluencia fue explosiva." Sin embargo, Ricardo afirma que cuando llegó Kiko la banda tenía ya montada el "Amargo" y "La leyenda" ("Lo del Amargo era un romance de soleá por bulería que tenía yo hecho desde hacía diez años"). Pachón llega a renegar de la versión de Kiko de "La leyenda del tiempo" en su último disco en estudio y habla de desfachatez al firmar Kiko la música, que eran dos bamberas -una en tono menor y otra en mayor- que él metió por bulerías. "La música es para el que la trabaja", concluye. "Cuando se hace una adaptación popular, los derechos de autor van al adaptador... por eso podía haber puesto adaptación," matiza Kiko, quien por su parte considera que Ricardo le despidió para componer las segundas partes. Un asunto oscuro para un disco luminoso.
Autorretrato retocado. Seis cortes de "La leyenda del tiempo" se restauran para "Autorretrato", doble recopilatorio publicado en 1990. En las nuevas mezclas se arremolinan las percusiones y palmas nada menos que de Manuel Soler, Tino Di Geraldo, Diego Carrasco y Doctor Kelly; intervienen en las variaciones de "Volando voy" y "La tarara" y mientras en la primera Tino pulsa también hacia el Caribe un bajo apasionado, en la segunda se intercala el taranto de la Gabriela. Si en el original del "Romance del Amargo" se dobla la guitarra de Tomatito, aquí es sustituida por la sonanta de aristas de Juan Manuel Cañizares, que también mete guiños jazzísticos en "La tarara". No se intentaba parchear ni exceder lo superior germinal. Son otras tallas, otras joyas pulidas del modelo inicial.
BISAGRAS ORALES
Camarón: "Lo más parecido al rock que yo he grabado ha sido "La leyenda del tiempo", ahí arriesgué y metí cosas que no son las más habituales en el cante flamenco. (...) Y hay que tener cuidado con lo que se hace, no salirse de los límites del flamenco, que los tiene" (1989).
Ricardo Pachón: "Fue un disco experimental que al cabo de los veinte años se ha convertido en emblemático. Ha sido disco de cabecera para mucha gente joven, de esos discos que se lo han mamado bien. ¿Disco clave? Si clave es bisagra, sí, porque hay un antes y un después de "La leyenda del tiempo". Se trataba de encontrar un nuevo lenguaje para el flamenco y la canción española. El "Blues de la Alameda" de Smash fue también una canción bisagra".
Paco Vargas: "Con Ricardo Pachón, Camarón, toma contacto con otras músicas y otros poetas: abre su corazón y sus oídos al arte sin complejos y desgrana su enorme cabeza musical para ponerla al servicio del cante hecho arte. "La leyenda del tiempo", en este sentido, significó el inicio de una revolución inacabada. Mal que les pese a algunos".
Kiko Veneno: "Me parece exagerado oír lo de disco clave, es la evolución la que va dictando la grandeza... aunque es verdad que a veces los comentaristas tienen mejor visión que los embebidos autores. Eso sí, los gitanos estaban rebelados, les costó mucho trabajo entrar. Fue una cosa underground dentro de la industria musical, por ese disco se coló mucha gente de la música moderna".
José Manuel Gamboa: "La significación de "La leyenda del tiempo" en la historia del flamenco es comparable a la del "Sgt. Pepper's lonely hearts club band" de los Beatles en la del rock".
Gualberto: "Ese disco es como cuando Dylan empezó a tocar con The Band, guardando las distancias porque Camarón no tenía grupo fijo. Camarón era creativo hiciera lo que hiciera, aunque reconozco que lo que más me gusta son los primeros discos con Paco; después gana en fuerza y expresividad, pero allí estaba la semilla y le tengo especial cariño".
Antonio de Miguel: "Un barquito marinero paseándose entre salinas y amplificadores. Navegando más lejos que Smash, con mejor timón que Veneno, con más gracia y sabor que Triana".
El Tacita: "Imprevisible. Nadie podía imaginar en ese momento que iba a tener esta repercusión, de hecho las críticas fueron malísimas al comienzo. El hermano de Paco de Lucía me decía que cómo habíamos hecho aquello, y el hermano de Manolo Sanlúcar me dijo que era lo mejor que había escuchado".
Norberto Torres: "Me molestó el mal sonido y la especie de velo sobre las guitarras que no te permitía adivinar cómo era realmente el toque de Tomatito, porque lógicamente pensaba que debía de tratarse de un nuevo Paco de Lucía cuando Camarón lo elegía como acompañante. A pesar de la extrañeza, desprendía energía y sonaba muy gitano. Había que escucharlo detalladamente".
Juan el Camas: "José transportaba la voz, cogía los tonos difíciles y jugaba con ellos. "La leyenda del tiempo" la hizo un genio y dejó ese mensaje antes de irse. José fue promotor".
Luis Clemente, 1999



Debajo el enlace a un artículo que escribí en los 90, para un fanzine electrónico recomendable, la factoría del ritmo, y mas abajo aún un vídeo para rememorar con Camarón por tangos, sobrao.

mi visión de camarón en la factoría del ritmo



video

sábado, 14 de febrero de 2009

Elis Regina











Posiblemente la MPB (música popular brasileña) formaría el número 1 en una votación general sobre estilos musicales. Este continente musical que es el Brasil, lleva años sorprendiendo a los melómanos, emitiendo en todas las direcciones, desde las raíces mas africanas hasta los experimentos electrónicos mas gozosos.

Quiero rendir hoy un pequeño homenaje a esta magnífica cantante, que con su voz lanzó a numerosos compositores, que puso la bossa a niveles insospechados, que sirvió y sirve de inspiración: el día de su muerte, a la temprana edad de 36 años en el Teatro de Sao Paulo la cola de personas que acudieron a despedirse de ella duró la friolera de 23 horas, la gente cantando sus canciones en un marasmo emocional impresionante

Dejo aquí una, canción fantástica original de Atahualpa Yupanqui, popularizada por la gran Mercedes Sosa; y que en la voz de Elis resulta admirable y estimulante.






video

jueves, 12 de febrero de 2009

eutanasia










casi un mes sin publicar, casi una vida sin saber el altibajo. En cierto modo no tengo cuerpo de publicaçao, visto lo visto. Todas mis venas están ardiendo, todas las escasas vías que me mantienen con el exterior se van perdiendo, todas las noticias que llegan de puertas afuera y adentro son demoledoras, y me estoy quedando sin respuestas, eu, que creía tener todas las preguntas, eu que pensaba sobrado en las soluciones. Ayer, por poner una fecha, marchó otra alma pura que me sostenía, aunque ni yo ni Berlusconi lo sabíamos. Cómo ante tal tránsito decir, ey, amigos, luce el sol en este casinvierno, ey, chamacos, todo fluye en esperanza de inútiles

paso la calle que no existe, paso los peldaños que nadie inventó, incluso las letras que otros escribieron para darnos soporte o beneficencia,

la virgen del cobre es la que me sonríe y aprieta, y sin ella una cierta melancolía para seguir adelante, casquivano, adelante, en el amor y la no certeza. En viento y en el silencio, esperando por vos, esperando también por mí, esperando una ilusión del día de mañana, del día de mañana

sábado, 17 de enero de 2009

carnaval carnaval















Vaya por delante que no hay tierra en la que me sienta mas identificado que Cádiz, lo mismo la capital que la costa o la sierra. Cádiz es Cádiz y aquí hay que mamarla. pero junto a toda esa sal y arte, pasan cosas en Cádiz que no son creíbles. El pasado verano, por poner un botón de muestra, yendo en un autobús público de Los Amarillos desde Chipiona hasta Cádiz, justo cuando íbamos a ingresar en el Puerto de Santa María; el conductor recibió -cosa prohibidísima- una llamada al móvil, y le pidieron desde su superioridad que diera la vuelta y volviera a Chipiona. La chirigota que se formó en el autobús nos sirvió de poco: dicho y hecho; dio la vuelta y nos llevó de vuelta a la tierra de Rocío Jurado: esto es cai y hay que mamarla.

La crónica que sigue está publicada en el Diario de Cádiz del sábado 17 de Enero y es impagable.




La presentación en Madrid del Carnaval de Cádiz 2009 resultó un auténtico fiasco. Más de un centenar de personas se quedó fuera del teatro del Centro Cultural Conde Duque, y la presentación organizada por Ismael Beiro provocó un conato de amotinamiento de una parte de las 600 personas que ocuparon un aforo preparado para un máximo de 320. Siendo generoso, la imagen de Cádiz sólo se salvó cuando el coro de Julio Pardo pisó las tablas y arrancó a cantar.

La noche gaditana en la capital de España se comenzó a estropear pasadas las ocho de la noche, cuando el personal de seguridad del Centro Cultural Conde Duque impidió la entrada a unas 300 personas que hacían cola en el patio para acceder a la puesta de largo del Carnaval gaditano en la capital de España. A esa hora, el aforo había sido superado en 120 personas.

Fruto de la tensión creada, con la gente apelotonada en la puerta protestando, un miembro del equipo de seguridad tuvo que ser atendido de un ataque de ansiedad por una ambulancia del 061, que llegó con las sirenas hasta el mismo patio dándole a la noche festiva un toque de crónica de sucesos.

Cuando comenzó la presentación, sobre las nueve de la noche, el aforo del teatro llegó hasta las 600 personas, y los representantes de la seguridad del Centro Cultural se negaron a aceptar que entrara nadie más a pesar de que el delegado municipal de Turismo de Cádiz, Bruno García, intentó infructuosamente convencerles de lo contrario. Más de un centenar de personas optó por marcharse, pero una veintena aguantó hasta las diez y veinte de la noche. A esa hora, tras personarse una dotación de la Policía Local en la puerta y entre protestas, se marcharon.

En una breve intervención en el teatro, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, admitió que el acto se había "desbordado" y asumió toda la responsabilidad del fiasco. En concreto, dijo: "La culpa la tengo yo". Además, tuvo palabras de agradecimiento para casi todos menos para la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, que estaba sentada a su lado en primera fila.

Previamente, la alcaldesa atribuyó los problemas surgidos a que mucha gente no cambió las invitaciones por entradas, argumento que no se sostiene ante una afluencia con invitación que superó fácilmente las 800 personas.

Pero si fuera estaba la cosa calentita, dentro se fue calentando a medida que Ismael Beiro, un joven gaditano que saltó a la fama al ganar la primera edición del programa televisivo 'Gran Hermano, fue consumiendo minutos de una presentación que resultó soporífera, salvo el aliño -unos cuantos chistes de Pepito 'El Caja' con guitarra, la interpretación por Manuel Santander del himno oficioso del Cádiz, flamenquito de baile y cante y 'La habanera de Cádiz' de Carlos Cano y Antonio Burgos-, a la versión pop, tuneada con los personajes Cádiz y Carnaval, de la inmortal obra de Moliére 'Médico a palos'.

Sin desmerecer el valor artístico de la compañía teatral hispano-cubana 'Máscara Laroye', la puesta en escena resultó aburrida y, sobre todo, nada carnavalesca a pesar de los tics cuarteros de sus actores. Eso sí, la hermana de Teófila Martínez, sentada en tercera fila, se rió por todo el aforo.

Tan mal se puso la cosa teatral que la representación estuvo a punto de provocar el amotinamiento de una parte de los espectadores que, esgrimiendo los plumeros de Carnaval, urgió la conclusión de la mascarada. Los actores, desde luego, salieron por piernas y no regresaron a saludar.

Con la sala de butacas mosca, la alcaldesa, que es rubia nacional y de tonta no tiene un pelo, se acordó de la ministra de Igualdad cuando le tocó entregarle a Beiro un antifaz de agradecimiento. Muy espontánea ella, tiró de Bibiana Aído para compartir los aplausos en la entrega al alimón.

La ministra Aído, por cierto, apareció por sorpresa, como una especie de arma secreta que los socialistas gaditanos mantuvieron en secreto hasta horas antes. Ella, sin embargo, cuando fue preguntada si su presencia tenía alguna significación política en clave municipal, sonrió y preguntó: "¿No os parece que tengo bastante con lo que tengo?".

Sobre el espectáculo Beiro, ¡y vaya espectáculo!, la versión oficial del Ayuntamiento es que el joven gaditano, un artista de reconocido prestigio internacional, con unas dotes innatas y de una fiabilidad digna de toda confianza, tal como puso de manifiesto en 'Gran Hermano' poniéndose y quitándose la camiseta del Cádiz, lo llevaba todo muy en secreto, y que al equipo de gobierno municipal que lo registren.

Con la imagen de Cádiz por los suelos salió a escena el coro de Julio Pardo, 'La Catedral', y el estado de ánimo del público y el sentido de los plumeros carnavalescos cambiaron radicalmente. El Carnaval en su estado puro continuó fluyendo hasta pasada la una de la madrugada de la mano de la chirigota 'Las pitorrisas', de Quique Remolino; la comparsa 'La Banda del Capitán Veneno', de Juan Carlos Aragón, y el cuarteto 'Taller de reparaciones…".

Entre el público asistente destacaba la presencia de gaditanos, la mayoría residentes en Madrid. También se dieron cita un buen número de concejales de Cádiz: entre otros estuvieron presentes los populares Vicente Sánchez y Bruno García y las socialistas Carolina Camacho, Marta Meléndez, Marisa de las Cuevas y Natalia Álvarez. Acudieron a la cita carnavalesca la presidenta del Parlamento madrileño, Elvira Rodríguez, y dos ediles del Ayuntamiento de Madrid.

Entre el famoseo apareció por allí el humorista Raúl Sénder, los actores Pepe Ruiz, de las series 'Escenas de matrimonio' y 'Los Mata', Máximo Valverde, el futbolista del Getafe Casquero y el presentador José Manuel Parada. En fin, poca cosa. Pero visto lo visto, casi mejor.



y dejo una muestra de ese arte tremendo de Cái, con un vídeo de los Yesterday, grandes, grandes. grandes

video

sábado, 10 de enero de 2009

hombres











Esta historia, emocionantey bien escrita, está publicada en El Pais, por José Luis Barbería, y el enlace está debajo. La foto no sé de quien es porque no figura en dicho artículo

1936-1939, 1940, 1941... España contra España, despiadadamente. En el tiempo en el que se desataron aquí todas las furias y el odio se instaló en las conciencias colectivas, hubo también valientes de moral íntegra, gentes de una pieza que enfrentándose incluso a sus propios correligionarios intentaron impedir la degollina. El anarquista Melchor Rodríguez García -Triana (Sevilla), 1893-Madrid, 1972-, militante de la CNT y de la FAI, delegado de Prisiones de la República, es de los que cuando la sangre llamaba a la sangre se jugaron la vida por impedir el asesinato de sus enemigos políticos.

"Si he actuado con humanidad no ha sido por cristiano, sino por libertario", aclaraba Melchor Rodríguez

Con el respaldo del ministro de Justicia, también anarquista, detuvo los traslados de presos a Paracuellos.

La cita es en el Centro para Mayores de Leganés (Madrid). A Ricardo Horcajada, de 81 años, le cabe el raro honor de haber desplegado una bandera anarquista ante los ojos de algunos de los jerarcas del régimen de Franco y no haber sido detenido. "Con el miedo en el cuerpo", como dice él, extendió la enseña rojinegra sobre el féretro de Melchor Rodríguez el 14 de febrero de 1972 en el cementerio de San Justo de Madrid. Fue un entierro multitudinario y tan extravagante que, en plena dictadura, reunió a anarquistas y franquistas en un mismo duelo. "No hubo incidentes. Mi padre rezó, incluso, un padrenuestro por el alma de Melchor sin que nadie le hiciera un mal gesto", apunta Javier Martín, hijo de Javier Martín Artajo, antiguo parlamentario de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA) en la República y más tarde diputado por designación del dictador en las Cortes franquistas. De acuerdo con ese testimonio, Javier Martín Artajo vistió durante el entierro una corbata con los colores anarquistas en justa correspondencia con el gesto de besar la cruz que Melchor Rodríguez había realizado en su lecho de muerte. "Vale, ya que te empeñas, yo beso ese trozo de madera, pero tú te comprometes a ponerte una corbata anarquista". Así quedó sellado el trato.

Ricardo Horcajada sostiene que la actuación del delegado de Prisiones de la República frente a la muchedumbre que el 8 de diciembre de 1936 pretendió asaltar la cárcel de Alcalá de Henares fue un hecho extraordinario porque pocas veces en la historia se ha logrado contener con la palabra a una turba herida cegada por el dolor y el odio y lanzada a vengar la muerte de sus hijos. "Hay que tener en cuenta", subraya, "que unos días antes otra multitud había pasado por las armas a 319 de los 320 presos en la cárcel de Guadalajara". Le pregunto qué discurso es capaz de detener a una masa iracunda y armada, y me dice que su amigo tenía carisma y un talento natural para la oratoria.

El archivo de la familia de Javier Martín Artajo, hermano del que fuera ministro de Exteriores en el franquismo Alberto Martín, guarda un escrito con el que el propio Melchor Rodríguez describió con detalle ese episodio. "La muchedumbre, aterrorizada por los incendios provocados y las víctimas causadas por la aviación rebelde, se amotinó rabiosa y, juntándose con las milicias y hasta con la propia guardia militar que custodiaba la prisión, se dispusieron a repetir el hecho brutal realizado cinco días antes en la cárcel de Guadalajara". Según su relato, fueron más de siete horas de enfrentamiento dialéctico, insultos, amenazas y forcejeos contra una muchedumbre enfurecida que tras penetrar en la prisión pretendía rebasar el rastrillo de acceso a las galerías de los presos. "¡Qué momentos más terribles aquellos! (...) Qué batalla más larga tuve que librar hasta lograr sacar al exterior a todos los asaltantes haciéndoles desistir de sus feroces propósitos. Y todo ello ante el tembloroso espanto de mi escolta, que, aterrados y sin saber qué hacer, se limitaron a presenciar aquel drama".

Salió físicamente indemne de la prueba, aunque con algún desgarro en la camisa y un gran costurón en su hasta entonces rendida confianza en el comportamiento de las masas. Entre los 1.532 presos sospechosos de simpatizar con los facciosos que aquel 8 de diciembre de 1936 salvaron sus vidas había nombres y apellidos: Agustín Muñoz Grandes, Raimundo Fernández Cuesta, Martín Artajo, Peña Boeuf, Luca de Tena, Boby Deglané, Serraño Súñer, el falangista Rafael Sánchez Mazas, Fernando Cuesta, el general Valentín Gallarza..., que más tarde aparecerían incrustados en los tuétanos del régimen franquista. La leyenda del "ángel rojo" y la maledicencia del "traidor Melchor" nacieron simultáneamente ese día, en Alcalá de Henares: la primera, del terror que rezumaban las celdas donde se agolpaban los detenidos, y la segunda, de la ira frustrada de los vengadores que clamaban contra el cielo, impotentes ante las bombas criminales de los aviadores alemanes e italianos.

Durante los cuatro meses -noviembre de 1936-marzo de 1937- en los que se mantuvo en el puesto, el delegado de Prisiones de la CNT se multiplicó tratando de parar las "sacas" (excarcelaciones previas a los fusilamientos) masivas, en un pulso continuo con la Junta de Defensa de Madrid, controlada por los comunistas José Cazorla y Santiago Carrillo. Salvó miles de vidas, luchando contra el reloj y el pésimo estado de las carreteras -"deprisa, deprisa, todavía podemos llegar a tiempo"-, para aparecer cuando el pelotón de fusilamiento estaba ya formado y los condenados esperaban la fatídica descarga. Con el respaldo del ministro de Justicia, también anarquista, Juan García Oliver, detuvo los traslados de presos a Paracuellos, el paraje de la sierra madrileña donde, siguiendo la consigna de "limpiar la retaguardia", sugerida por los asesores soviéticos, fueron abatidos miles de detenidos.

El libertario que no creía en las cárceles restituyó la autoridad de los directores y funcionarios de prisiones encargados de la custodia de los 11.000 presos políticos y reforzó el control en un momento en el que la celda era el mejor refugio contra el secuestro, el simulacro de juicio de los 10 minutos y el asesinato. En ese empeño, sacó a los milicianos de los recintos penitenciarios, ordenó que ningún preso pudiera ser excarcelado sin su permiso entre las seis de la mañana y las ocho de la noche, extendió avales y salvoconductos a gentes de derechas que podían ser denunciadas y ajusticiadas. Para cobijar a los perseguidos se incautó en Madrid del palacio del Marqués de Viana, una mansión que, terminada la guerra, fue devuelta a su propietario con sus enseres intactos. "No falta ni una cucharilla", admitió el marqués Teobaldo Saavedra. Se enfrentó también al pistolerismo anarquista de una parte de la Federación Anarquista Ibérica (FAI), donde habían recalado aventureros y resentidos sociales de toda laya, además de delincuentes comunes que encontraron en esas siglas la cobertura ideal para sus fechorías. Melchor Rodríguez portó siempre una pistola al cinto, aunque, por lo visto, la llevaba descargada porque nunca echó mano de ella, ni siquiera en las situaciones más comprometidas.

"Se puede morir por las ideas, pero no matar por ellas", predicaba, ante la incomprensión de muchos de sus compañeros que creían saber, y no se equivocan, que también los franquistas eliminaban a los disidentes o sospechosos de disidentes. Melchor Rodríguez formó parte de una corriente ácrata, humanista, integrada en Los Libertos, grupo libertario celoso de sus principios que trató de poner coto a los desmanes.

"Con la cantidad de veces que estuvieron a punto de matarle, la verdad es que no me explico cómo pudo morir sin creer en Dios", comenta hoy su hija, Amapola Rodríguez. Ella sí cree en Dios y también en el anarquismo de su padre. "Antes de que estallara la guerra me llevó a ver la obra de teatro ¡Abajo la guerra! Le gustaba mucho la naturaleza. Me puso Amapola porque decía que es una flor rebelde que nace sola en el campo sin tener que sembrarla". Aunque a sus 87 años goza de una memoria excelente, la hija del anarquista se muestra remisa a abordar ese terrible pasado. Cede, finalmente, ante la insistencia del periodista, pero sólo para recitar, de corrido, una de las poesías escritas por su padre:

"Anarquía significa:

Belleza, amor, poesía,

Igualdad, fraternidad

Sentimiento, libertad

Cultura, arte, armonía

La razón, suprema guía,

La ciencia, excelsa verdad

Vida, nobleza, bondad

Satisfacción, alegría

Todo esto es anarquía

Y anarquía, humanidad".

A Amapola no le gustan la manera con que algunas voces hablan de la Guerra Civil ni tampoco el aire de enfrentamiento y revanchismo que percibe en el actual clima político. "No es partidaria de este proceso de recuperación de la memoria histórica; prefiere que las cosas se queden como están", apunta su hijo, Melchor Leal.

Como indica el escritor y cineasta Alfonso Domínguez, autor de una novela biográfica y de un guión de cine sobre Melchor Rodríguez que espera llevar a la imprenta y a la pantalla, la figura de este libertario cobra cuerpo y se agiganta con la perspectiva de los años, a medida que se profundiza en el estudio de la guerra y resurgen las sacas, los paseos, las checas (centros de detención y tortura) y los fusilamientos masivos, impíos, interminables, de los ya vencidos que no encontraron oposición en el clero franquista, ni siquiera una vez terminada la guerra.

Hijo de un maquinista del puerto de Sevilla y de una obrera de una fábrica de cigarros, Melchor Rodríguez dejó los estudios y se puso a trabajar a la muerte de su padre, cuando tenía sólo 10 años. Trabajó de calderero, de carrocero en la industria del automóvil y de ebanista, antes de tentar la suerte en las plazas de toros. Su carrera de novillero se frustró tras una cogida en Madrid y tuvo que volver a la industria del automóvil, donde su fama de chapista extremadamente fino discurría en paralelo con la de, a ojos de sus patrones, exagerado perfeccionismo. Fue encarcelado tantas veces por sus actividades anarquistas, más de una treintena, que cuando Amapola le echaba en falta y preguntaba por él, su madre acostumbraba a responderle: ¡Pues dónde va a estar, hija mía, en su casa, en la cárcel! En la cárcel asumió el compromiso personal de contribuir a que se respetaran los derechos de todos los presos, y allí y en la calle aprendió lo que la falta de escuela le había hurtado. "La lucha contra la ignorancia nunca es una batalla perdida". Lo decía con pleno conocimiento de causa.

En sus esfuerzos por asimilar la figura de Melchor Rodríguez, los franquistas que le debían la vida trataron siempre de explicar su comportamiento adjudicándole un soterrado "espíritu cristiano". Tuvo que aclararlo en más de una ocasión. "Si he actuado con humanidad, no ha sido por cristiano, sino por libertario". Y también protegerse de sus agradecidos benefactores franquistas a los que había salvado la vida. Rechazó un puesto en el sindicato vertical franquista y devolvió tachado e inutilizado el caritativo cheque de 25.000 pesetas que le habría ahorrado muchos agobios económicos.

Finalizada la guerra -a él le cupo protagonizar el traspaso simbólico de la capital española a los golpistas vencedores; "Amapola, he entregado Madrid", le dijo a su hija entre lágrimas-, fue condenado, primero a cadena perpetua; luego, a 20 años, y finalmente, a cinco, gracias a la intermediación del general Agustín Muñoz Grandes, pieza clave del Ejército y mano derecha de Franco durante años. Con el respaldo de dos millares de firmas que solicitaban clemencia para el reo, Muñoz Grandes hizo durante el consejo de guerra una encendida defensa del "ángel rojo" que explica la clemencia de la condena. A la salida de la prisión, él continuó desarrollando sus actividades políticas y fue nuevamente detenido y encarcelado por difundir propaganda política ilegal.

Siguió también ocupándose de los presos aprovechando el ascendente moral adquirido sobre las personalidades a las que había salvado la vida. Ricardo Horcajada lo conoció así. "Cuando detuvieron a mi padre, me dijeron que en la calle de la Libertad, una muy estrechita que está detrás de la Gran Vía madrileña, había una persona que podía ayudarme. Era Melchor. Pese a su apariencia pulcra y cuidada, vivía muy pobremente en un piso diminuto que compartía con un antiguo banderillero y su mujer". El anarquista de verbo fácil y vehemente que se malganaba la vida vendiendo seguros se había separado de su mujer. De los testimonios familiares se deduce que Melchor Rodríguez fue una persona respetuosa con las creencias religiosas de su mujer y sumamente cariñosa con su hija. Y también que el héroe anarquista estaba hecho de la misma pasta que el resto de los mortales: soberbio y vanidoso, irascible e intransigente en ocasiones, pero nunca codicioso ni interesado. Aborrecía el dinero como si fuera un invento satánico, aunque aceptaba el trueque y los regalos, una camisa, por ejemplo, siempre que se la entregaran con los puños cortados. Sostenía que mostrar los puños de la camisa por debajo de la chaqueta era "propio de burgueses".

Según Ricardo Horcajada, en la última etapa de su vida vivió de la suma de dos miserias: la que le correspondía de jubilación y la resultante de su pobre cartera de clientes en la compañía de seguros La Adriática, donde trabajó. Él cree saber de qué materia estaba hecho Melchor Rodríguez. "Yo no he conocido ningún santo, pero supongo que, si existen, deben ser como Melchor, seres inocentes que pueden alcanzar cierto estado de gracia, en este caso civil; gentes infantiles, sin malicia, aunque rebeldes, como lo son la mayoría de los niños". Piensa que su amigo fue siempre un inadaptado para la vida y los negocios, un idealista que descubrió en el anarquismo la utopía de los hombres justos y santos y quiso ser uno de ellos.

La figura del delegado de Prisiones de la República brilla con un fulgor propio ahora que historiadores, políticos y propagandistas se aplican a la exhumación del periodo de la guerra y la posguerra civil. Ejemplos como el suyo -no hay, que se sepa, un Melchor Rodríguez en el campo franquista- emergen de los barrancos y cunetas de nuestro pasado con una fuerza aleccionadora tan poderosa que debería bastar para impedir que el sectarismo meta sus manos sucias en la memoria histórica.

el pais

y en homenaje a este hombre dejo aquí un pequeño video de ese otro grandísimo hombre, tambien enredado en los vaivenes de la guerra civil, vean la película soldados de salamina, Chicho Sanchez Ferlosio. Salud, companys




video