Tiempo en Zaragoza

jueves, 20 de marzo de 2008

setimana santa























cualquiera diría de aquellos tiempos en que los hombres eran obligados a acudir a las procesiones y arrodillarse delante de los pasos, eso sí, solo una rodilla al suelo, al estilo de la época. Tiempos sin cadáveres frescos en las carreteras o casi, también sin cine, sin música (excepto la marcial y la religiosa) y sin otro entretenimiento que ir a recorrer los monumentos que guardaban al Señor: fue ayer pero parece que escapose con ello toda una vida. Ahora somos tan modernas que volvemos a los viejos cauces sin que se hayan secado, aún, las lágrimas de los nuestros y nos parece que es lluvia del cielo.

Y los alcaldes (muchos tande izquierdas) luciendo hermosos banda pecho cruzado y vara de mando delante del Paso (sea el que fuere) : no os da vergüenza?¡¡?.

A quién no queréis ofender?? a los capillitas o a vuestra gente.

Nos queda un regusto de tambores en las orejas, de incienso que mitiga el olor a cristiano viejo (estaba muy mal visto lavarse) y de pena ante tanta emoción incomprensible: es que esto es lo mas grande, se me ponen los vellos de punta y esas lindezas que dicen algunos y algunas cuando les ponen delante la alcachofa.

Ahí, llorando incontenibles, cuando la Macarena o era la Angustias o quizá Patrocinio, Candelaria o la Regla de mi existir, la del camino: mas vírgenes que dioses tenían los paganos: esperanza, dulce nombre, la O, la del cobre, hasta Virgen de la violada....

con todos esos esperpentos de sacerdotes que Jesús expulsaría una y mil veces del templo, como ya hiciera con los fariseos: los mismos que ahora siguen al papa de Roma: dónde habéis llevado la doctrina del amor, impíos


Mas como este blog es mayormente de música, pues eso, una recomendación, a ver si así viene el calor ese que tanto nos gusta: Salmonella Dub: de nuestras antípodas. Y para poderlos oir, pues ya sabes la mulita hasta que nos jodan todos los servidores y nos hagan un poco mas ignorantes. Aunque uno, entérese señor Bautista, luego de escuchar a este y otros grupos gracias a la red, se toma la molestia de comprar sus discos. En cualquier caso tenéis la partida perdida, y solo, en dignidad, os quedaría una retirada prudente: no pongáis cercas al campo.


video

No hay comentarios: